Feed on
Posts
Comments

Venezuela desde la Estación Espacial internacional - Sam Cristoforetti

Luego de tres años de ausencia vuelvo a mis raíces blogueras y la mejor manera de empezar esta nueva etapa es con este artículo.

El país no está bien… El 2014 fue un año catastrófico para Venezuela y los venezolanos; Los primeros 6 meses del año el país estuvo paralizado con protestas, muertos, heridos y represión; Las empresas sufrieron una especie de Bullying por parte de los Organismos del Estado con controles, leyes inquisitivas y saqueos orquestados; El desabastecimiento de alimentos, medicinas, electrodomésticos, repuestos, Etc. Se agravó; La inseguridad y la impunidad batieron récord, el poder adquisitivo de la gente se desplomó y la estampida de profesionales e inversionistas huyendo del país en busca de mejores opciones es cada vez más grande.

Haciendo un diagnóstico general el panorama es devastador, si a eso le sumamos que existe una descomposición social donde lo surrealista se volvió cotidiano y donde todo gira en función de la trampa cualquier persona con más de dos dedos de frente tiene razones de peso para buscar mejores opciones de vida y salir corriendo de esta vaina.

Sin embargo, hay una Venezuela Decente que no se cansa de apostarle al país… Y por ellos y para ellos tuve la iniciativa junto a una colega y amiga (Que vive fuera del país) de crear una cuenta en Instagram llamada Lo Bueno de Venezuela que tiene como objetivo resaltar la antítesis de lo obvio haciéndole honor a un Proverbio Árabe: “Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad”

Cuando empecé con esta iniciativa pensé que la gente me iba a caer encima, pensé que estaba defendiendo lo indefendible y que estaba perdiendo mi tiempo… Pero al darme cuenta que en menos seis meses la cuenta lleva 37.000 seguidores y que más del 98% de los comentarios son positivos y alentadores reconozco con mucha felicidad que estaba equivocado.

A lo largo de estos seis meses me reconcilié con mi país, descubrí lugares maravillosos y me reencontré con otros que conocí en mi adolescencia. He conocido gente maravillosa que anda en la misma movida y extirpé la animadversión que sentía injustamente por todo lo relacionado con Venezuela por culpa de las circunstancias.

Los invito a unirse a este movimiento… Y si no pueden sumar, les pido que no resten!!!

Un abrazo a los cuatro gatos que leen este blog…

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply