Feed on
Posts
Comments

Pensando en como drenar la impotencia que siento al atravesar la humillación de no poder hacer lo que me plazca con el dinero que me gano trabajando como un burro, les coloco varias historias ligadas a esta retrógrada medida. Los nombres son ficticios pero los casos son reales, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Caso 1:

Pablito siempre fue adicto a las computadoras, se graduó hace dos años en la Universidad Central de Venezuela y trabaja en una página Web; ahorrando por más de 8 meses logró comprarse en el año 2005 una Laptop en Dell.com para matar sus tigritos programando… Ya han pasado dos años y él ha logrado rebuscarse una platica, para el año que viene tenía planes de comprarse una Mac nueva de paquete.

Antes del 28 de Diciembre él pasó por el Centro Comercial Tolón y quedó gratamente sorprendido al ver que una tienda con artículos Apple fue recientemente inaugurada, entró y se fijó que la Mac Book Pro que tenía planificada comprar en Amazon.com por 2.500 dólares cuesta la módica suma de Veinte Millones de Bolívares más IVA.

Pobre Pablito, le sale quedarse con su obsoleta Dell de 256 MB de Ram, los US$ 400 sólo le servirían para renovar la garantía de la máquina o el antivirus.

Caso 2:

Gonzalo se casó hace seis meses con una mujer muy linda, ambos trabajan en la industria publicitaria y anhelan tener su empresa propia en el corto plazo. Con mucho esfuerzo están tratando de equipar el apartamento que están pagando en alquiler (El alquiler está calculado en dólar paralelo).

Fueron un sábado en la mañana a comprar con un Extracrédito la Lavadora y salieron indignados porque en una semana le subieron el precio en un 40%. La esposa de Gonzalo tiene una prima en USA que emigró por la situación política y les puso su casa a la orden para recibir los pedidos en Internet.

Gracias al acto solidario de la prima, Gonzalo y su esposa compraron prácticamente todos los electrodomésticos en Amazon.com y gastaron 2.000 $ por todo… Gonzalo calculó cuanto habían ahorrado y quedó gratamente sorprendido. Mientras que un Horno Microondas cuesta en Venezuela 800.000 Bs. allá cuesta 50$!!!

Gracias a esta nueva medida Gonzalo no va a poder seguir equipando su casa a un precio razonable…

Caso 3:

Jacobo nunca quiso estudiar y abrió un negocio de Equipos Electrónicos con un panita del gobierno, gracias a sus jugosas comisiones ha logrado ganar varias licitaciones y logró venderle a un Ministerio más de 8.000 Equipos de Computación.

A raíz de sus relaciones con Cadivi, Jacobo logró nacionalizar 6.000 Computadoras a dólar oficial que le están costando 400 dólares por unidad, paradójicamente su precio de venta al público va a ser de 6.000.000 de Bolívares. Es decir, más de un 700% de utilidad.

Cuando Jacobo se enteró de la reducción del cupo de Internet se fue en su Audi 2007 para Sawú y se tomó cuatro servicios de Veuve Clicquot con su socio (Chavista porsupuesto) para celebrar que ahora sus ventas crecerán significativamente gracias a que la gente no podrá comprar equipos por Internet.

Jacobo tiene 26 años y ya cuenta con 5 millones de dólares en su cuenta de las Islas Cayman.

Caso 4:

Carlitos y su esposa están esperando un bebé, en la sala de espera del ginecólogo Carlitos agarró un panfleto que habla de los beneficios de extraer las células madre del cordón umbilical.

Al llegar a la casa, Carlitos le envió un correo electrónico a los representantes de las células madre y en dos días recibió una cotización por US$ 1.500 que incluye la extracción de las células, el traslado y la conservación de las mismas. La buena noticia es que Carlitos puede pagar todo esto con su cupo de Internet.

Al enterarse de la reducción del cupo Carlitos entró en crisis, él no tiene cuenta en dólares y lo que le iba a costar un monto ahora le va a costar el triple, él no tiene ni la menor idea de como va a mandar ese dinero a USA.

Caso 5:

Wilmer nunca estudió nada, en su adolescencia consumía drogas y siempre se le veía caminando porque nunca tuvo carro, en lenguaje criollo era el pelabolas del grupo. Su familia es un desastre, él se metió en el negocio de los cupos y le paga Bs. 2.000.000 a cada persona.

Gracias al negocio de los cupos, en ocho meses Wilmer se compró una camioneta importada y un apartamento duplex en Campo Alegre. Se le ve muy seguido por las Mercedes haciendo fanfarria con su “riqueza”… Después de 5 años al fin consiguió novia.

Con la reducción del cupo Wilmer se deprimió por 24 horas, al día siguiente la almohada le abrió los ojos y él ya está planificando un vuelo charter para Panamá en donde aspira llevarse a 120 personas por mes y sacarles el cupo de viajero.

La Gran Paradoja:

Una de cada cinco personas hacía trampas con el cupo de Internet y la gran solución del gobierno fue fregar a las cinco. Los 4 pendejos que no tienen la culpa no van a poder contar con su limosna de 3.000 dólares, sin embargo Wilmer en 24 horas reinventó su maraña y ya tiene todo arreglado.

Un abrazo y feliz año para los cuatro gatos que leen este blog… Pueden leer más artículos si regresan al HOME


Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply